Orientaciones para la gestión y ahorro de la batería en tablets y smartphones

Introducción:

Los tablets y teléfonos móviles son ya, o pueden ser, parte de nuestro día a día en las aulas, como en la vida personal, sean como elemento de comunicación multimedia, herramienta educativa, o simplemente recreativa.

Si en un post anterior os daba una serie de consejos para ampliar el espacio de almacenamiento de nuestras tablets Android, en este nuevo artículo voy a continuar en esta línea informativa, intentando daros algunas indicaciones para extender la vida de nuestras baterías, con algunos consejos para optimizar su rendimiento, y algunas posibles medidas de emergencia para salir del paso si tenemos problemas con ellas.

Las medidas de emergencia:

Al margen de intentar que nuestra batería gaste menos, para lo cual luego os daré una serie de posibles soluciones, podemos estar preparados para la eventualidad de que nos haga falta nuestro dispositivo y en ese momento nos estemos quedando sin batería. Algunas medidas de supervivencia son las siguientes:

Tener un cargador disponible El cargador a la red eléctrica, a ser posible homologado. Generalmente a través de micro USB. En algunos equipos más antiguos funciona el mini USB(algo más gordo)  image001
Un cargador o batería portátil, normalmente USB-micro USB  image003
Un cargador con adaptador al mechero del coche  image005
Un cable adaptador USB- micro USB, para cargar el móvil a través por ejemplo de un PC  image007
Comprar una batería de repuesto Tener precaución a la hora de comprarlas en especial vía internet, asegurarse de que están homologadas, pues pueden llegar a dañar el equipo.  image009

 

Los trucos básicos:

Unas medidas de uso básico nos pueden facilitar la gestión de nuestras baterías para aumentar su duración. Por ejemplo:

  • Control de las conexiones, de las funciones del móvil o tablet que están operativas, en primer o segundo plano: Normalmente en nuestros dispositivos Android tenemos la posibilidad de desplegar, tirando desde la parte superior de pantalla, los ajustes básicos, y poder activar o detener muchas funciones. Es conveniente que siempre que no nos hagan falta, tengamos desactivados el Wi-fi, el GPS, el sonido, la vibración, el Bluetooth, los datos móviles, y la sincronización general. Todas estas funcionalidades, en especial el GPS y el Wi-fi, consumen muchísima energía, en especial cuando estamos en zonas de poca cobertura, y el móvil se pasa el tiempo buscando una señal a la que agarrarse.

image013

image011

 

  • Ajustes de pantalla: El aumento de calidad de las pantallas conlleva que el gasto energético de estas sea de los más importantes de nuestros equipos portátiles. A este respecto son varias las cosas que podemos hacer. Generalmente lo haré accediendo a “Ajustes”, “Pantalla”:

1 Desactiva el “brillo automático”, si tu dispositivo dispone de esta función.

2 Ajusta el brillo de forma manual en función de lo que necesites. A más luz, más brillo hace falta, pero normalmente a mitad o menos de potencia es suficiente para poder trabajar.

image015

3 Pon un tiempo de apagado automático de pantalla lo más corto posible. No esperes a que este apagado automático salte, y si acabas de usar el aparato dale un clic al botón de encendido para apagar la pantalla.

image017

  • Observar el desglose de gasto de batería por aplicaciones y funciones nos puede dar una pista sobre lo que debemos desactivar o usar más racionalmente. Desde “Ajustes”, “Batería”:image019
  • Activación del “modo avión”, sobretodo en zonas de poca cobertura, evita que el móvil o tableta esté buscando red de forma automática o que se sobrecargue para mantener la señalan cuando entra en comunicación. Por otro lado optimiza la velocidad de carga del móvil si está enchufado al cargador. Normalmente se puede activar en modo rápido con una pulsación continua del botón de encendido.

image021

 

  • Desactivar el modo de vibración y bajar el sonido al mínimo necesario. Ambos ajustes permiten un ahorro de batería significativo, sobretodo si el teléfono tiene mucha entrada que active sonido o vibración.

Orientaciones más específicas:

  • Activar modo “ahorro de energía”, o “ahorro batería”, que podemos encontrar en algunos dispositivos Android. Estos modos evitan el consumo excesivo de batería hibernando parte de las funciones del teléfono. En algunos móviles se activa de forma automática cuando queda poca batería.

image023

 

  • Evitar o detener los procesos en segundo plano en nuestros teléfonos o tablets, aquellos que no vemos pero que están funcionando y utilizando recursos. A este respecto podemos controlar y configurar las actualizaciones y sincronizaciones(atención especial a las de google), las ventanas, las apps en funcionamiento, los widgets, … Vale más acceder periódicamente a según que funciones, activarlas cuando se usan y desactivarlas cuando no. El control de estos elementos se hace desde varios sitios del dispositivo. El de apps se hace desde ajustes/aplicaciones, y yendo una por una podemos ver si está activa y podemos detenerla. El de sincronizaciones se hace desde ajustes/cuentas, en especial con la de google podemos detener las sincronizaciones de buena parte de sus servicios.

image029

image027

image025

 

  • Realizar la carga del dispositivo de forma adecuada. Esperar a poner a cargar hasta que la batería está por debajo del 20%. Intentar que cuando se cargue, se cargue del todo. No es sano para la batería estar cargando y descargando de forma discontinua.
  • No usar los “task killers”. Aunque son de un uso común (yo mismo los usé y recomendé en tiempos), estas apps que fulminan todas las aplicaciones y funciones del teléfono liberando aparentemente toda la RAM, al final no consiguen ahorrar batería sino que obtienen el efecto contrario, pues primero se dedica energía al apagado, y luego en muchas ocasiones el móvil de forma automática vuelve a activar muchas de estas funciones.

image031

  • Uso de apps de gestión de batería: Tenemos en el Play Store infinidad de Apps que prometen la gestión del móvil para el ahorro de energía. No todas ellas son válidas. Algunas son de uso complejo e incluso te requieren de “rooteo”. Puedo recomendar Greenify, que hiberna algunas de las apps que no utilizas, Battery defender, Samsung cares, Du battery saber, Easy battery, One power guard pro, Battery Booster, o Juice defender. No las he probado todas pero sí he leído sobre ellas. No conviene que instales y pruebes más de una a la vez, porque obtendrás el efecto contrario al que deseas.

 image035

image033

  • Actualizar el firmware: la actualización del firmware de tu dispositivo siempre trae mejoras, resoluciones de conflictos, y facilita muchas veces precisamente la gestión de la energía y los procesos.
  • Austeridad en la estética y atención a la sobrecarga del dispositivo: todo lo que carguemos en el dispositivo le va a restar capacidad. Por ejemplo cada icono en el escritorio requiere de gasto de energía, quizá es mejor poner sólo los más usados y guardar en ajustes el resto, para activarlos cuando sean necesarios. Fotos de calidad en fondo de pantalla, o transiciones, o widgets que están operando de forma continua, por bonitos que sean, están sumando también en contra del ahorro de batería que necesitamos.
  • Evitar jugar, oír música, y sobretodo ver vídeos, sin estar enchufado a la red eléctrica, son procesos que agotan la energía de forma importante.

Por último recuerda mirar hacia arriba, no sumergirte en el móvil o tablet a cada minuto. Tenemos todo un mundo real que vivir y sentir. A veces nos preocupa más como ahorrar la batería que prestar atención a la persona que tenemos delante. Quizá ahorremos más batería también cuando dejemos de estar pendientes del móvil mucho más de lo que es necesario.

Acerca de

José Antonio Torres Santolaria, Colaborador didáctico TIC para primaria, en el aula, en la Provincia de Zaragoza. jatorress@educa.aragon.es

Etiquetado con: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario