¿Cómo se sabe si interesa a mis alumn@s?

Hemos cuidado mucho este punto. Partir del cuento motor es ya la 1ª garantía, porque la necesidad de movimiento y juego, la motivación que el cuento todavía ejerce a estas edades, son el trampolín para profundizar en la lectura y las tareas que de ellas derivan. El colorido y calidad de las ilustraciones son el complemento ideal para apoyar los textos. La posibilidad de presentación digital con sonido, o los juegos tic ofrecen un atractivo indudable al alumnado y un acicate para proseguir y descubrir nuevos cuentos y tareas. Se han seleccionado contextos conectados a los cuentos y a la propia vida del alumnado, como punto de arranque de numerosas tareas competenciales en las que los aspectos formales, la presentación, se ha cuidado con esmero. Planificar una salida con la  familia, confeccionar la invitación de su cumpleaños, o adentrarnos en una aventura de espías y monstruos, son de por sí propuestas suficientemente significativas como para garantizar la motivación.

Top