¿QUÉ SABEMOS REALMENTE DE ECONOMÍA?

La mamá de nuestro compañero Guillermo nos planteó esta inquietante pregunta. Y después de los primeros 5 minutos de taller, nos dimos cuenta que lo poco o mucho que sabíamos no era del todo correcto.

¿Cuánto cuesta un vaso de agua? ¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por un vaso de agua?, y si este mismo agua la comprases en el desierto, ¿pagarías lo mismo por ella? Los alumnos y alumnas disfrutarón mucho deduciendo y opinando sobre las cuestiones que se les iban planteando. Por último, para poner en practica lo aprendido nos convertirnos en unos fantásticos economistas. “Realizamos un taller de economía”; donde debían administrar la cantidad de dinero de la que partían, hacer frente a imprevistos e ir debatiendo para poner en común sus presupuestos y trabajar como auntenticos macroeconomistas.