Microrrelatos II

Fe, esperanza y caridad – Luciano G. Egido

Antes de trasladarlo a un pueblo de la provincia de Zamora, don Manuel Bueno, nuestro cura párroco, no creía en Dios; pero les hacía creer a sus feligreses que creía para no desesperarlos más de lo que estaban. Sus feligreses tampoco creían; pero le hacían ver que creían para que él creyera que lo necesitaban.

 

(55 palabras)

Casa-de-muñecas

La traidora – Patricia Esteban Erlés (hace unos años disfrutamos del lujo de tenerla de profesora de Lengua y Literatura en nuestro instituto)

Cuando por fin junté el valor para despedirme le conté a mi muñeca que nos quedaban pocas tardes de juego. Por primera vez desde que la conocía guardó silencio. Esperé un tiempo prudencial. No reaccionó y entonces le susurré muy trágica que había escuchado al doctor decirles a mis padres que me estaba muriendo de tuberculosis. Tuberculosis, silabeé. Me quedaré muy flaca y escupiré sangre en el pañuelo sin parar. Ni siquiera cumpliré once años. La muñeca asintió, negligente, y volvió los ojos helados hacia algo que estaba situado a mi espalda, quizás en dirección a la estantería de mi hermana pequeña. Aquella misma noche, mientras me acostaba, le confesé a mi madre con una extraña voz de adulta que había decidido con cuál de mis juguetes quería ser amortajada.

(130 palabras)

Apariencia – Liss Evermore

No te fíes de nadie, hijo, millones de humanos viven entre nosotros con aspecto alienígena.

(15 palabras)

Miniature-Books

Contactos #2 – Liss

Se busca joven con buen cerebro para trabajos de intercambio. Acudir a laboratorio en Reigelberg.

Dr. Frankenstein

(17 palabras)

Newton de golpe – Vicente Pérez Masedo

Se burlaba de los descubrimientos científicos. Cuando se cayó por la ventana, de la ley de la gravedad no tanto.

(20 palabras)

Redes – Juan Gracia Armendáriz

SONY DSCUna noche soñé que papá me escribía un SMS. Decía: “Luis, toy solo…xq no venes a vrme?”. Esto no tendría nada de particular si no fuera porque papá murió hace más de cuatro años. Además, papá odiaba la tecnología, jamás pulsó un teclado que no fuera el de su piano; despreciaba los teléfonos de bolsillo. Por otro lado, sólo fue un sueño, pero el hecho es que al día siguiente me levanté con una rara impresión de urgencia.

Al llegar a la oficina, encendí el ordenador y busqué en Internet una florería. Llamé por teléfono y encargué un ramo de flores. Di la dirección del camposanto y el número del panteón familiar. Imaginé un camino de grava, al fondo un muro cubierto de hiedra, la figura de un ángel custodio, mientras dictaba los dígitos de mi cuenta bancaria a una chica de acento extranjero. Me aseguró que ese mismo día se lo harían llegar.

Desde entonces, sueño que en mi teléfono móvil recibo multitud de mensajes, pero no son de papá, sino de desconocidos, y todos comienzan del mismo modo: “Luis, toy solo…”.

(183 palabras)

Acuarelas y ácidos – Mónica Druetta

Él era científico… Amaba cada átomo, cada molécula…, acariciaba probetas y pipetas; trabajaba incansablemente…Ella era artista… Contemplaba todo con arcoíris en los ojos… Tomaba telas, óleos, acuarelas… bajo sus manos, el paisaje iba tomando forma… A veces eran árboles azules y mariposas verdes…otras; pájaros y nubes multicolores… Se conocieron en la sala de oncología… Él propuso un nuevo tratamiento; ella aceptó… Eduardo y Ana compartieron largas tardes, mientras las gotas la curaban… Ella pintaba y él miraba cómo todo tomaba color…Al final del tratamiento se abrazaron… Él le había salvado la vida… ella,… el alma.

(95 palabras)

1er Génesis H2O – Lucía Aznar Pascual

O era un solitario átomo que flotaba despreocupadamente en la atmósfera, hasta que, curioso, se introdujo en una tormenta eléctrica. Allí se encontró con los divertidos gemelos H y la atracción entre ellos fue inmediata. Rápidamente un rayo lleno de energía los alcanzó, creando una chispa entre ellos y provocando la explosión que finalmente los unió para siempre. Así, una pequeña gota de agua surgió, completamente pura y cristalina.Sin embargo, Agua ya no pudo nunca más flotar en la atmósfera, por su peso cayó sobre la tierra donde al golpear creció y se multiplicó a través de los ciclos.

(99 palabras)

monográficos-gota-de-agua

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
26 − 24 =


*