Organización

Organizar a los alumnos para que participen en una actividad concreta durante el recreo, es siempre complicado, ya que es su “momento” de libertad. Sin embargo, es posible negociar con ellos y llegar a acuerdos, cómo que participen una vez al mes y eligan el día de la semana que les vaya mejor (especialmente cuando pueden tener en cuenta los días que les toca pista de fútbol). Pero salvando estas pequeñas dificultades, es posible organizarlo sin grandes incidencias.

Comenzamos con los alumnos de 6º, de manera que ellos se comprometían a estar un recreo al mes colaborando con la biblioteca. Para ello se colocaban un peto de color que los diferenciaba de los otros alumnos y asumían sus responsabilidades. La formación que necesitan tener estos alumnos ayudantes se hace durante las sesiones de clase, y en ocasiones son los propios alumnos los que se enseñan entre sí, hasta que todos adquieren una máinima soltura en la colocación de los libros y el uso del programa informático.